Plastines

COMO SABER SI UNA TINTA ES MEJOR QUE OTRA?

FUERZA DE COLOR O INTENSIDAD CROMATICA.

En el pasado llegamos a comprar tinta de acuerdo a su viscosidad, entre más viscosa era una tinta considerábamos que más rendía y por tanto era la mejor. Posteriormente empezamos a escuchar que lo importante era la concentración pigmentaria y también considerábamos la tinta de mayor cantidad de pigmento como la mejor tinta.

Hoy el tema ha cambiado y hablamos de densidad o de desarrollo de color. Ya no solo es la concentración del pigmento lo importante sino cuanto color puede transmitir o desarrollar. Las técnicas de molienda de los fabricantes de tinta se han tecnificado para lograr altas densidades de color.

Pero como de una manera muy sencilla, sin un laboratorio, puedo saber si una tinta es mejor que otra, de acuerdo a su desarrollo de color?

La apreciación de la fuerza de color o intensidad cromática de una tinta es muy simple: hay que disponer de una varilla aplicadora cubierta con una espiral de acero llamada varilla de barrido y de un soporte de aplicación de goma rectificada llamado «Base». Unas hojas de cartoncillo con una franja negra horizontal denominadas «Hoja de contraste» facilitarán la labor de comprobación, además disponer de una pequeña balanza de laboratorio con una sensibilidad de 0,01 gramos.

Se procede del modo siguiente:

Se vierten en un recipiente 10 g de tinta «standard», luego se le añaden 100 gr. de tinta blanca de la misma serie, mezclando ambas hasta su completa homogeneización.

Se repite la operación con la tinta a evaluar. Ambas tintas se aplican sobre una «cartulina de contraste» y se valora la posible diferencia de intensidad. A este método se le da el nombre de «Corte con Blanco».

tintas-fuerza1

Si se quiere cuantificar la diferencia de intensidad cromática, es suficiente añadir paulatinamente blanco a la tinta con mayor fuerza de color.

tintas-fuerza2

Por ejemplo, si se necesita una adición de un 10% de blanco para igualar la intensidad de otra tinta, significa que la tinta en cuestión posee un 10% más de fuerza colorante.

Para contrastar la intensidad cromática de una tinta blanca se debe utilizar tinta negra de la misma serie; a éste método se le denomina «corte o degradación con negro». Cuanto más intenso es el gris resultante tanto menor es la intensidad o cubrición de la tinta blanca a ensayar y viceversa.

Si se dispone de un espectrofotómetro con la opción en el software de fuerza colorante, el aparato es capaz de calcular directamente la diferencia de intensidad sin necesidad de efectuar degradaciones o cortes con tinta blanca.

 

TOMADO DE SEMINARIO SOBRE TINTAS – CHIMIGRAF IBERICA

Abrir chat
Necesitas ayuda? Escribenos!